Versículos

Mateo 18:11-13. Jesús el buen pastor.

Jesús, el buen pastor, mientras que muchos pierden tiempo en juzgar a quien se perdió, él va en busca del perdido, sin acepción de personas.

11 Porque el Hijo del Hombre ha venido para salvar lo que se había perdido.

12 ¿Qué os parece? Si un hombre tiene cien ovejas, y se descarría una de ellas, ¿no deja las noventa y nueve y va por los montes a buscar la que se había descarriado?

El es el buen pastor, que busca a la que se perdio, y la carga de regreso.

13 Y si acontece que la encuentra, de cierto os digo que se regocija más por aquélla, que por las noventa y nueve que no se descarriaron.

Para El eres importante.

No eres un caso perdido para el Señor, ni tampoco una pérdida de tiempo, ni una molestia, es tanto el amor del Señor por cada uno en forma personal, que aunque este con 100 ovejas, si una se va, pues allí va detrás de ella.

Los pastores de ovejas, si es que alguno queda, supongo que en algunos países si, sabrán que esto es así, y que ellas dependen absolutamente de que alguien las guíe para no exponerse inocentemente al peligro que las acecha.

De algún modo la biblia nos compara con ovejas, porque de alguna manera somos parecidas, a veces vamos de aquí para allá, confiados en que nada nos pasara, que todo está bien, a pesar de que el Espíritu Santo te advierte de mil modos.

No hay nada que hayamos hecho que logre que el Señor te deseche.

El vino a este mundo a darse a sí mismo en obediencia y sacrificio por todos y cada uno de nosotros sin excepción, no solo por los que lo siguen obedientemente sino por cada uno que ves en la calle que quizá caminan sin fe, ni Dios ni esperanza.

Vino a librar a los cautivos, dar vista a los ciegos, y salvación a los perdidos.

Cuando Dios te ha llamado, no te dejara, no importa lo que hagas ni cuanto trabajo le des al Padre, ni que tan rebelde, no se dará por vencido contigo.

Dios cree a veces más en nosotros, que nosotros en El.

Casi obligadamente debo decir que por años me olvide que Dios existía, y camine en los caminos que mi corazón me llevo, pero la palabra de Dios dice muy acertadamente, que engañoso es el corazón más que todas las cosas.

Y lo curioso es que no volví porque una persona me invitara a volver a Dios, volví porque Jesús mismo en su misericordia me busco, me intercepto y cuando Él te busca, tu vida cambia radicalmente.

Jesus esta aqui hoy diciendote, levantate, vuelve a casa, fortalecete en mi, El no te ha olvidado ni abandonado, para Jesus tu eres valioso, seca tus lagrimas y dejate amar por el Señor, consuela tu alma, te perdona y restaura.

Yo no sé cómo estas tu que me estás leyendo hoy, quizá conociste al Señor y te alejaste de Él, quizá hace años no oyes su voz o no oras, o quizá estas yendo a una iglesia, pero tu corazón esta con dudas.

Hoy estás leyendo esto y no es casualidad, Dios te está hablando acerca de su gran amor y misericordia.

Él no te juzgara por tus debilidades, no las aplaude pero te comprende, y te dice “fortalécete en mi”.

Tomate de la mano del Señor, diga el débil fuerte soy, no importa si tu comunidad o tu iglesia te ha entendido o si no te han llamado, Jesús te está llamando.

Tienes hoy una comunicación directa del cielo a tu vida, donde el autor y consumador de la vida, el mismo que murió por ti y resucito y te dio nombre te está llamando, y está yendo en tu búsqueda.

Dios no busca a los perfectos, sino a los dispuestos.

Quizá tu pienses que no eres bueno para Dios, que no tienes nada para dar, que no estas apto para seguir el camino del Señor.

Quiero decirte que Jesús eligió un puñado de apóstoles que no eran estudiosos o instruidos, más bien eran unos rudos pescadores y tenían mucho para mejorar en sus vidas, sino mira los ejemplos de la biblia, tanto en el antiguo como en el nuevo testamento.

Pedro, el impulsivo y con ese difícil carácter, Tomas luchaba con su incredulidad,  Pablo perseguía cristianos, David gran siervo de Dios, derroto a Goliat y fue rey pero, peco deseando la mujer de otro, y tantos ejemplos como esos.

Entonces, Dios desea o aplaude y premia tales acciones?

Claro que no, pero Dios no deshecha, sino que en tus debilidades te hace fuerte, de tus errores te enseña, y saca lo mejor de ti, Jeremías 15:19 dice:

“19 Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. “

Dios te ama tanto, que te transformara, que sacara lo mejor de ti, separara lo bueno de lo malo, y te potenciara en aquellas cosas que sean lo mejor de ti.

En esa cruz hay perdon y salvacion para ti, en esa cruz El se llevo tu pecado y te dio una esperanza de vida.

Conclusión:

Jesús va por ti, no importa en qué circunstancia te encuentres, si te vuelves a El de todo corazón, si le pides perdón, y dejas que te toque, Él tiene poder para restaurarte.

Nos hizo así como somos, cada uno con nuestro carácter, pero nos debe pulir, en lo que somos débiles, se glorificara dándonos fortaleza, y en nuestros errores se glorificara enderezándonos.

Él es el buen pastor, y un padre bueno, no se cansa de esperar por ti, ni se cansa de tenerte paciencia, pero atiende a su voz, ya no permitas que el enemigo se burle de ti, mira al cielo, y ponte a cuentas con El.

Jesús no te olvida, quizá te hayas golpeado en este tiempo, y a lo mejor sientes que el cielo está en silencio, pero El está hoy diciéndote, estoy cerca, tan cerca que si apenas susurras te responderé.

Si quieres ponerte a cuentas con El, o si nunca le has entregado el corazón, te invito a hacerlo ahora, dile conmigo, “Señor Jesús, abro mi corazón, perdóname y restáurame, ayúdame a seguirte y fortaléceme, en el nombre de Jesús, Amen”.

Artículos relacionados:

Otros Versículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *