Biblia, Versículos

Marcos 5:2-17. Una historia que contarte.

Una historia que contarte, ese es el título que elegí para contarte acerca de este pasaje muy conocido por todos, pero que quizá siempre lo hemos visto como un milagro de liberación, y de cuanto poder tenia Jesús sobre los demonios.

Pero es más que eso, es la historia de un mundo al revés.

Y cuando salió él de la barca, en seguida vino a su encuentro, de los sepulcros, un hombre con un espíritu inmundo,

que tenía su morada en los sepulcros, y nadie podía atarle, ni aun con cadenas.

Porque muchas veces había sido atado con grillos y cadenas, más las cadenas habían sido hechas pedazos por él, y desmenuzados los grillos; y nadie le podía dominar.

Y siempre, de día y de noche, andaba dando voces en los montes y en los sepulcros, e hiriéndose con piedras.

Hasta los demonios lo reconocen.

Cuando vio, pues, a Jesús de lejos, corrió, y se arrodilló ante él.

Y clamando a gran voz, dijo: ¿Qué tienes conmigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te conjuro por Dios que no me atormentes.

Porque le decía: Sal de este hombre, espíritu inmundo.

Habia llegado la luz para ese hombre que estaba cautivo y vivia en tinieblas, asi como hoy Dios te dice, ha llegado una buena noticia para tu vida.

Y le preguntó: ¿Cómo te llamas? Y respondió diciendo: Legión me llamo; porque somos muchos.

10 Y le rogaba mucho que no los enviase fuera de aquella región.

11 Estaba allí cerca del monte un gran hato de cerdos paciendo.

12 Y le rogaron todos los demonios, diciendo: Envíanos a los cerdos para que entremos en ellos.

Dios siempre nos libera.

13 Y luego Jesús les dio permiso. Y saliendo aquellos espíritus inmundos, entraron en los cerdos, los cuales eran como dos mil; y el hato se precipitó en el mar por un despeñadero, y en el mar se ahogaron.

14 Y los que apacentaban los cerdos huyeron, y dieron aviso en la ciudad y en los campos. Y salieron a ver qué era aquello que había sucedido.

15 Vienen a Jesús, y ven al que había sido atormentado del demonio, y que había tenido la legión, sentado, vestido y en su juicio cabal; y tuvieron miedo.

16 Y les contaron los que lo habían visto, cómo le había acontecido al que había tenido el demonio, y lo de los cerdos.

17 Y comenzaron a rogarle que se fuera de sus contornos.

Entendiendo la situación que tenemos aquí.

Aquí vemos a Jesús junto a sus discípulos, y lo primero que ven al llegar a la orilla es un hombre en un estado horrible, la gente intentaba atar con grilletes y cadenas y las despedazaba.

En pocas palabras era como “el loco del pueblo”, al que evidentemente le tenían miedo.

A veces en vez de correr hacia El, corremos en direccion contraria.

De pronto llega Jesús, y hace todo lo que ellos no pudieron hacer por este hombre, ya que de algún modo por miedo o para que no los molestara más intentaban ayudarlo, su modo era atarlo quizá para evitar que se lastimara o también asustara a la gente.

Pero Jesús en una sola palabra lo deja libre física y espiritualmente.

En un solo instante le da la libertad y la gente va llegando a ver lo que estaba pasando, al verlo vestido, y en su sano juicio, cuál es la actitud de la gente?

“Jesús vete de aquí, tenemos miedo de ti” en otra versión la traducción dice “vete y déjanos en paz”.

En vez de agradecerle y sentirse aliviados tuvieron más temor de ver a este ser libre de lo que temían antes entonces le dicen a Jesús que se vaya y los deje tranquilos.

Igual que al día de hoy cuando algunos predicamos.

Te dije antes que te contaría una historia, y es la historia que sucede hoy en día, en nuestro tiempo, en el tiempo del mundo al revés.

Muchas veces tratan de ayudarte a resolver determinados conflictos y hay una oferta de distintas modalidades, tendencias para llevarte a una mejoría en ciertas situaciones que no puedes resolver.

Y eso no está mal, está bien, pero, sucede que de pronto ven a alguien que conoce a Jesús, y se rinde a Él, y entonces el Señor hace un milagro.

Si le abres tu corazon, no siempre te entenderan, pero, una paz que jamas has sentido llegara a tu vida, aun en la peor de las situaciones.

Entonces la gente alrededor comienza a ver un cambio de vida, de carácter y ánimo, pero en vez de alegrarse dicen cosas como “en que estará metido” o “se metió en religión”...

El ser humano confunde muy rápido religión con Jesús.

Los prejuicios y las ideas de este mundo al revés, hacen que nos asuste más seguir a Jesús y aceptarlo en nuestro corazón, que ir a probar diferentes cosas que nos ofrecen.

La mayoría sigue a las masas.

Hay una rama de la psicología que sigue y estudia el comportamiento de las masas, estos investigan porque la gente que prefiere seguir a las masas lo hacen sin cuestionarse si están bien, o mal.

Ten por seguro que los que decidimos seguir a Cristo, no estamos dentro de ese grupo, porque antes de un encuentro con Jesús tuvo que haber un quiebre de estructuras y estereotipos mentales con los cuales hemos ido creciendo.

Por lo general quien llega a Jesús, no lo hace sin antes cuestionar o dudar, porque es muy normal en el ser humano cuestionar todo aquello que no logra ver con sus ojos, por eso es que el hombre sigue la tendencia de las masas que no siguen a Cristo lamentablemente.

Rompe tus estructuras mentales.

Deja de decirle a lo malo, bueno, y a lo bueno, malo.

No te hablo de religión, ni doctrina, te hablo de aceptar a Jesús en tu corazón y  entender que Él te ofrece una paz que aún no logras tener y de seguro no lograras tener sin Él.

Deja de buscar en los demás, y mira lo que hay en tu corazón, quita los argumentos y justificaciones, ríndete a Él, y se libre, porque sanar el alma, nos libera.

Juan 8:36 "Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres".

Porque al igual que estas personas prefieres las cadenas que te atan y buscas ver si de alguna otra forma te puedes liberar sin oír a Jesús?

Somos liberados cuando aceptamos, y abrimos el corazón.

Solo cuando logre aceptar mis culpas y debilidades, perdone y abrí el corazón, logre salir del estanque en el que estaba atada y halle una paz duradera.

Puedes golpear muchas puertas, y buscar la paz en otros lugares pero no te durara mucho, porque la biblia, que es ni más ni menos que la palabra de Dios, nos ha dicho que solo hay un camino y ese es Jesús.

Nada es más seguro en esta vida, que moriremos algún día y mi pregunta para ti hoy es, cuando ese día llegue y cierres tus ojos aquí, sabes donde los abrirás?.

No tienes temor de equivocarte y que ese error te lleve a una eternidad sin Cristo?

Busca hoy a Jesús, porque hoy está al alcance de una oración sencilla y sincera.

Él dijo, el que me busca me encuentra, el que llama se le abrirá.

Porque le tienes tanto temor a abrir tu corazón a Jesús y prefieres seguir por caminos inciertos, cayendo una y otra vez sin encontrar esperanza para tu vida?

Hoy día te miran raro si aceptas a Cristo, pero te aplauden si llamas a los ángeles por ejemplo, o te aplauden si haces rituales extraños para lograr un poco de paz, que por cierto, además deberás pagar por esos rituales.

Valora a Jesús.

Jesús abrió los brazos en esa cruz para ser clavado allí, y de algún modo es un símbolo porque El continua con los brazos abiertos para ti, su sacrificio nos dio una oportunidad de redención y de salvación para todo aquel que lo acepte y lo invoque.

El mundo defiende lo indefendible, hablar de Jesús en una institución educativa es terrible, pero hablar de todo lo que atenta contra la vida o la familia tal y como la conocemos es casi visto como súper cool.

Jesus te dice "sigueme".

Es el mundo al revés.

Hoy te invito a examinarte y ver si vas con las masas o si vas en contra de las masas pero con el más grande de tu lado, con el que venció la muerte, porque a Él nadie le quito la vida, El la dio.

El dejo muy claro en Juan 10:18:

18 Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar.

Por ti, y por mí, lo hizo por cada uno de nosotros.

Ser un seguidor de Jesús no está de moda, pero si lo está contaminar las mentes de nuestros jóvenes con doctrinas inventadas por hombres y mujeres que intentan hacer algo con sus vidas.

El suicidio hoy es un flagelo mundial y la depresión está a la orden del día, y que estamos haciendo para frenar esto?

Muchos buscan encajar en un mundo errado, niños sin amor, personas que sienten tanto rechazo que buscan ser otra cosa que no son, y así podríamos seguir describiendo tantas cosas que suceden.

Pero hay una buena noticia, Jesús te ama.

Jesús te ama.

Te acepta tal y como eres, y no tienes que hacer nada, no hay nada que Él te vaya a pedir a cambio, solo que le des tu corazón, que lo confieses como tu Señor y que a través de ti, tus futuras generaciones sean bendecidas, y eso también es una promesa.

No te aferres a tus cadenas invisibles, rompe la ideología y los prejuicios que te han inculcado y decide ser de los “raros” que siguen a Jesús, y no a las masas que no saben qué hacer con su dolor.

Esta gente en este pasaje dijo, déjanos en paz!!! No queremos oírte!!

Igual que alguna vez todos le respondimos a quienes nos hablaron del amor de Jesús.

Conclusión:

Puedes mantenerte en “yo me quedo así, yendo para allá”, o darte la vuelta.

Sabes que arrepentirnos al pecado, significa eso?, darnos la vuelta.

Juan el bautista gritaba que se arrepintieran, y hoy somos miles de miles los que gritamos que acepten a Jesús.

Toma su mano, El jamas te soltara:

Él no es religión, tu vida cambiara no porque alguien te imponga una doctrina, sino porque cuando Jesús entra, hay una revolución en el corazón y la relación será personal entre Él y tú.

No te salvas por ir a una iglesia, te salvas por conocerlo a Él y aceptarlo.

Dile conmigo: “Señor, te acepto en mi vida y corazón, entra en él, y ayúdame a conocerte, anota mi nombre en el libro de la vida y guíame a partir de hoy como tu hijo, en el nombre de Jesús, Amen”.

Artículos relacionados:

Otros Versículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *