Biblia, Versículos

Filipenses 4:6-7. Ora en todo tiempo.

Ora en todo tiempo, esa es una de las claves del éxito de cualquier cristiano que busca la presencia de Dios por encima de cualquier otra cosa

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Que nada robe tu paz.

Por nada estés afanoso nos dice este pasaje, de esta carta de Pablo a su iglesia en Filipo,  esta es una bella carta donde el Apóstol, da una serie de enseñanzas en las que instruye a la iglesia a permanecer en el gozo y en la paz de nuestro Señor.

Cuán importante es orar en todo tiempo, un cristiano que no ora, es un cristiano que está expuesto a los embates del enemigo y del mundo y que no tiene base para sostenerse ante la adversidad.

Que es orar?

Orar es hablar con Dios, orar no tiene que ver con recitar algo que esta preestablecido, Jesús nos enseñó a orar, y nos dejó un modelo de oración a través del Padre Nuestro, en donde nos marcó, como acercarnos al Padre.

Orar es hablar con Dios, lleva tu necesidad delante de El todos los dias.

Tu puedes hablar con Dios todos los días, no solo puedes, debes, si quieres fomentar una relación profunda con El, y conocerlo más, cuando más conocemos a alguien más fuerte se hacen los lazos afectivos y esto aplica a la relación con el Señor, cuanto más lo conocemos a través de su palabra y a través de la oración, más fuerte será el lazo de amor que nos conecta a Él.

En medio de la oración, nos ponemos debajo de la sombra de nuestro Señor, como nos dice el Salmo 91:1 El que habita al abrigo del Altísimo, Morará bajo la sombra del Omnipotente”.

Aquella persona que por la fe escoge tener al Señor como su protector y su consuelo, buscaran tener una relación espiritual con El cada día.

Este pasaje en Filipenses nos dice, que la paz del Señor sobrepasa todo entendimiento, una cosa es tener tranquilidad y otra es tener la paz de Dios.

Podemos tener tranquilidad cuando estamos en un lugar que nos agrada, o estamos en silencio o no tenemos ningún problema que nos esté aquejando.

Pero decimos que tenemos la paz de Dios, cuando todo a nuestro alrededor es conflicto y sin embargo, nuestra mente y nuestro corazón está guardado en Jesús, porque confiamos en El, y sabemos que aun en tiempos de crisis, no nos abandona y que si El venció, nosotros también venceremos.

La paz no se consigue por ausencia de problemas, la paz se consigue con la presencia de Dios en medio de cualquier problema.

La palabra de Dios nos instruye acerca de que la fe viene por el oír, y el oír la palabra de Dios, y la paz de Dios se consigue conociéndolo a través de esa misma palabra y de la intimidad que generas con El a través de la oración.

Es allí, en medio del conocimiento de cómo es El, en el que tú sabes cómo actuaria el Señor, y como es que actúa a favor de sus hijos cada vez que los mismos lo necesitan.

Tú conoces seguramente a tus padres, o a las personas con quienes convives, y sabes exactamente como actuarían o que cosas pueden llegar a hacer en determinadas circunstancias, de eso es precisamente que te estoy hablando, cuando tu comienzas a tener una relación cercana con el Padre, sabrás que Él no es capaz de dejarte atravesar solo el desierto.

Quizá Dios no te libre del desierto, pero estará contigo en medio de él.

No creas que siempre el Señor te librara de pasar por cosas injustas, ni que te librara absolutamente de todos los problemas que se viven en la vida cotidiana, El mismo paso por injusticias, por dolores y traiciones, pero Jesús se acercaba al Padre cada día a orar y sabía que no estaba solo en esta tierra.

Todo esto me dice, que si Jesús, siendo Dios hecho hombre, padeció todas las cosas que como humanos vivimos, y muchas cosas más que nosotros no padeceremos, porque no pasaremos nosotros por injusticias, dolores o traiciones?

Pero de algo si estoy segura, y es algo que tienes que tener la seguridad, Él te acompañara en medio de la circunstancia en la que estas.

La paz que viene de Dios, es la que guarda nuestro corazon y mente, buscalo en oracion cada dia.

El Apóstol Pablo, escribía estas cartas, y muchas veces las escribía desde una celda, cuando lo encarcelaban por motivo del evangelio, o las escribía en medio de muchos conflictos.

Cuando leemos sus cartas podemos estar tentados a pensar que todo le salía bien, y que sus problemas eran pequeños, pero, no es así, pero la paz que Pablo tenia sobrepasaba todo entendimiento.

Conclusión:

Quizá muchos alrededor te dirán, como puedes estar tranquilo cuando te pasa esto o aquello?, y tu respuesta será sin duda, porque el Dios que camino en esta tierra y venció en la cruz del calvario está conmigo.

Ora, busca la presencia viva, poderosa y restauradora del Señor, que sean conocidas en el cielo todas tus peticiones y necesidades, Él sabe todo lo que tú necesitas, pero, Él quiere escucharte a ti, así como a ti te gusta oír a tus hijos, a tu Padre Celestial le gusta escuchar lo que tú necesitas de tu propia boca.

Y la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento, este contigo en medio de estos tiempos de conflictos, enfermedades o crisis que el mundo está viviendo, que guarde tu salida y tu entrada y que no te falte jamás su presencia en tu vida.

Artículos Relacionados.

Otros Versículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *