Biblia, Versículos

Génesis 39:2-5. Cuando le das lugar a Dios.

Cuando le das lugar a Dios, todo lo que hagas prosperará si estas lleno de la presencia de Dios y si buscas su dirección en todas las cosas que hagas.

Más Jehová estaba con José, y fue varón próspero; y estaba en la casa de su amo el egipcio.

Y vio su amo que Jehová estaba con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano.

Así halló José gracia en sus ojos, y le servía; y él le hizo mayordomo de su casa y entregó en su poder todo lo que tenía.

Y aconteció que desde cuando le dio el encargo de su casa y de todo lo que tenía, Jehová bendijo la casa del egipcio a causa de José, y la bendición de Jehová estaba sobre todo lo que tenía, así en casa como en el campo.

Si Dios esta, se notará.

Todo lo que hagas, si estas de la mano de Dios prosperará, el favor de Dios está sobre nuestras vidas así como estuvo con José.

Cuando llego  el tiempo, José estaba en la cárcel, pero Dios sacudió al faraón en un sueño, y tuvo q sacar a José de la cárcel para que él se lo interpretara.

Porque el tiempo había llegado para que el propósito de Dios se cumpliera sobre José.

Cuando le das lugar a Dios, El abre las puertas que estan cerradas.

Si el favor de Dios esta, tu llegas a tu meta, no es por obra de un ser humano, no es siquiera por talento, no es por conexiones, es porque Dios quiere que alcances una meta.

Cuando el tiempo se cumple, no hay obstáculo que se atraviese.

Lo único que necesitamos es al Espíritu Santo viviendo en nosotros, y fluyendo, y Él es quien nos da la capacidad para hacer según el llamado que tengamos de parte de Dios.

Echa tu ansiedad sobre El, porque Él no se ha olvidado de ti, y te guardara, espera con paciencia el cumplimiento de sus promesas.

Un toque del Señor, es suficiente para que todo lo que nos aflige, se vaya, y todo es hecho nuevo.

José paso por muchas cosas en su vida, te doy una breve reseña de lo que fue la vida de José, quien de muy joven fue vendido por sus hermanos a Egipto, ya que a raíz del amor que su padre, Jacob, demostraba por él, no era bien mirado por sus hermanos, pero, ellos no contaban con que Dios estaba con él.

Cuando le das lugar a Dios.

Por donde fuera que José estuviera, contaba con el respaldo del Señor, cuando le toco estar en la cárcel, por un delito que no cometió, allí, Dios lo respaldo y termino hasta encargándose del orden de la cárcel.

Tremendo verdad? Increíble, pero real, porque Dios hace posible lo imposible.

Si miramos este pasaje nos cuenta, que Dios estaba con él en todas las cosas que hacía, y s trabajo era excelente, tanto que se convirtió en la mano derecha de este varón al cual le administraba toda su casa.

Por supuesto que recibió ataques del enemigo, tanto así que como te conté antes, luego de esto fue acusado de un crimen del que era inocente, pero, no estaba solo.

Sea lo que sea que te pase, y por donde pases, si Dios está contigo, quien contra ti?

No importa lo que estés padeciendo, Él es más grande que tu problema, y así como estuvo con José, estará contigo.

Cuando Dios está contigo, no debes preocuparte como harás o como lo lograrás, generalmente hacemos en nuestras fuerzas humanas, queremos inventar alguna forma o estrategia para llegar a una meta.

Cuando Él está contigo, El será quien te abrirá las puertas que estaban cerradas.

Busca al Dios que tiene la llave de tu bendición.

Te pondrá en contacto con las personas correctas, en el momento correcto, y todo lo que parecía imposible de alcanzar se hará posible.

Tu única tarea es confiar, y hacer todo con la excelencia de un hijo de Dios.

Estamos viviendo tiempos difíciles en todas partes del mundo, pero la mano de Dios está abierta, y las puertas aún están abiertas para que entres y busques el favor de Dios.

Aún estas a tiempo no lo dejes para después, hoy es el tiempo de buscar al Señor y de confiar.

Conclusión:

No importa lo que el mundo te diga, importa lo que Dios te dice, y Él quiere tener una relación contigo fluida y personal, en tiempos de crisis, Él no está en crisis.

Dios te alienta a no ir en la misma dirección del mundo, ve en la dirección donde el viento del Espíritu Santo te lleve.

Deja que el Espiritu Santo te guie.

Y aunque todo a tu alrededor este difícil, confía, porque ningún hijo de Dios es desamparado y Él nos ha prometido estar con nosotros hasta el último día, y lo hará.

En este tiempo Dios te dará ideas, estrategias, y contactos para que salgas adelante, aleja de ti el temor, y la negatividad, aleja de ti esas voces que te dicen que ya no hay salida, hay una salida y es Cristo Jesús.

Artículos Relacionados:

Otros Versículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *