Biblia, Versículos

Juan 3:16 De tal manera amó Dios al mundo

16 “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna

En el evangelio de San juan encontramos este versículo que relata un hecho que marca un antes y un después en la historia.

Es interesante conocer que el apóstol Juan, también es conocido como el discípulo amado, de hecho en todo el evangelio, el habla de si mismo de ese modo, por su gran cercanía y amor profundo hacia Jesús.

En su evangelio nos describe todos los eventos que se sucedieron con El, de un modo muy cercano, es uno de los evangelios que si quieres comenzar a leer la biblia, es muy recomendable por su sencillez y claridad.

No podemos olvidar que Juan es el discípulo que estaba a los pies de la cruz, junto con la madre y las mujeres que los acompañaban, Juan es ese, a quien Jesús le encarga a su madre, desde la cruz, esa es la magnitud de la confianza que había entre Juan y Jesús,

Él nos describe en este versículo, la magnitud del amor de Dios por el mundo, no podemos dejar de notar la expresión “de tal manera”, no se trata de una manera común, era una manera profunda e infinita, con la cual Dios nos amó, ese amor supera a cualquier otro. 

Ese amor es capaz de abrazar al mundo, nos deja claro que ese amor es para todos nosotros sin excepción. 

Hay quienes dicen que aman, pero sin hechos, Dios no solo se quedó en las meras palabras sino que acompaño sus dichos con los actos, cuando nos dice “que ha dado a su Hijo unigénito”. Jehová Dios, entrego por nosotros lo que más amaba, ese hijo con el cual son uno, El en el Hijo y el Hijo en el Padre, cada vez que Dios se refirió a Jesús lo hacía en términos de amor inigualable, y así mismo lo entrego para que todos nosotros pudiéramos ser salvos.

Solo Dios a través de la sangre bendita de su Hijo podía redimirnos, no había otra sangre capaz de darnos la libertad y abrirnos el camino al Padre y a la salvación.

Y continua diciendo, “para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” Lo único que Dios pide de nosotros, es fe, la salvación no se alcanza por las buenas obras, sino por creer que Jesús , es el único camino a esa vida eterna, el único camino al padre, el único en el que podemos ser salvos, el que habiéndose hecho uno de nosotros, camino, vivió entre nosotros, y se entregó para que hoy tu y yo podamos tener vida eterna.

Juan 14:6

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Juan 3:16 De tal manera amó Dios al mundo

Aquí encontramos a Jesús respondiéndole a Tomas, cuál es el camino verdadero, le deja muy claro que es a través de El que llegaremos al Padre.

Jesús es la fuente de vida eterna , nuestro salvador, el que a través de su muerte rompió las cadenas que nos oprimían y nos dio la posibilidad de que si nos acercamos a Él, creemos y lo declaramos como nuestro Señor , entrara en nuestro corazón y pasaremos de muerte a vida.

Y es ese, quien hoy te invita a creer, abrir tu corazón y a reconocerlo como tu Señor y Salvador. Cree y tendrás vida eterna.

Artículos Relacionados:

Otros Versículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *