Biblia, Versículos

Job 1:20-21. Dios es bueno.

Dios es bueno en todo tiempo, en tiempos de abundancia o escases, en tiempos de bonanza o en tormentas, El nunca deja de ser bueno.

20 Entonces Job se levantó, y rasgó su manto, y rasuró su cabeza, y se postró en tierra y adoró,

21 y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito.

Contexto.

Déjame ponerte por encima en contexto para que entiendas este versículo, Job era un hombre  recto, quien amaba a Dios, y era fiel.

Pero un día, cuenta la biblia que Satanás toca sus riquezas, y pierde todo, y no solo eso, sus hijos mueren, todo aquello que podría decirse que representaba su estabilidad económica y emocional desaparece.

Más la biblia nos cuenta que Job, se postro en tierra y adoro! y no dejo de alabar al Señor, porque por encima de todo lo perdido, Job sabía que Dios es bueno en todo tiempo.

Lo adoramos en todo tiempo, momento o circunstancia porque El es bueno.

No adoramos según el momento.

La alabanza y la adoración a nuestro Dios, no se la damos solo cuando las cosas van bien, porque es muy fácil alabar a Dios en los momentos buenos, la verdadera ofrenda de alabanza y adoración es cuando las cosas se ponen mal y tú adoras al rey de reyes.

Más adelante la esposa de Job le recrimina que adora a Dios aun cuando no le ha quedado nada, pero él le contesta, entonces solo recibiremos lo bueno, pero lo malo no?

A pesar de lo que estás viviendo Dios sigue siendo bueno.

Lo que estás viviendo no es tu final, es solo un obstáculo en el camino, este que relatamos no fue el final de Job, y no será el tuyo.

Si lees la biblia de tapa a tapa veras que ninguno de los grandes siervos de Dios la pasaron siempre bien, hubo todo tipo de momentos, desde Abraham, Jacob, Job, David hasta el mismo Jesús, pero hay una promesa que es la que alumbra nuestra vida.

En Juan 16:33 Jesús nos ha dicho: Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

Significa que los buenos y los malos momentos serán algo que no es posible no pasar, todos viviremos estas cosas porque estamos en un mundo lleno de muchas cosas, pero la victoria es de aquellos que confiamos en nuestro salvador.

Tu final será bueno, porque Dios es bueno, y no importa cuánto el Diablo amenaza ni todo lo que quiera cacarear, la última palabra le pertenece a quien es el principio y fin, al alfa y la omega.

El final es de quien te dice a través de Isaías 41:13, “no temas, yo te ayudo” y punto.

Ese punto significa que creemos que declaramos que nuestra confianza no está puesta en lo que dice alguien, ni nuestra mirada no está enfocada en lo que vemos sino en el que nos ha pasado de muerte a vida.

Aun lo muerto, vive.

Cuando mandaron a llamar a Jesús, porque Lázaro agonizaba, Jesús no salió corriendo, sino que se tomó su tiempo, Lázaro y su familia pasaron por ese momento duro.

No es que Jesús les ahorro pasar por allí, porque la vida misma no es así, todos pasaremos por ese tipo de momentos, y ellos no eran la excepción, pero, la voluntad de Dios era que Lázaro viviera a pesar de lo que la muerte misma dijera.

Porque el único dueño de la vida de Lázaro era el Señor, y el dueño de tu vida es El.

No hay nada que se resista a la voz del Señor, ni aun la misma muerte, clama y confia en El, porque toda puerta se abre por fe!.

Cuando Jesús llega a la escena se encuentra a una Marta y a María, angustiadas, y era lógico, su hermano había muerto, pero, Jesús les “yo soy la resurrección y la vida”.

Juan 11:43, Jesús se para frente a la tumba de Lázaro y dice:

 43 Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: !!Lázaro, ven fuera!

44 Y el que había muerto salió, atadas las manos y los pies con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: Desatadle, y dejadle ir.

Yo no sé qué es lo que está pasando en tu vida, quizá perdiste a alguien, o tu familia está mal, o económicamente estas mal, pero, Dios es bueno, y conoce tu dolor.

Rinde tu corazón a Él, agradécele aun en tiempos adversos, porque nada toca más el corazón del Señor que un hijo agradecido aun en tiempos de dificultad.

Adórale porque se lo merece.

Él puede cambiar con una sola palabra todo a tu alrededor, pero Dios moldeara tu carácter a través de lo que vives, El sacara la mejor versión de ti si te dejas enseñar y en vez de enojarte por lo que te toca, le pides aprender de lo que vives.

Y no solo te enseñara sino que te acompañara y fortalecerá en el proceso.

Daniel no fue librado de ir al foso de los leones, pero si fue protegido que ninguno de ellos lo tocara.

Sadrac, Mesac y AbegNego pasaron por el horno de fuego, pero ahí estuvo el Señor con ellos, salieron y ni siquiera olían a humo.

El secreto es que entiendas que a los que Dios aman, todo les ayuda a bien.

Tu fe será fortalecida en medio de la tormenta, y si en medio de ella le buscas el amor de Dios te abrazara tan fuerte como nunca te han abrazado.

Cree y veras la gloria de Dios.

El actúa de maneras que ni tu comprensión ni la mía podrían imaginar, él nos mantiene en el desierto, y ni un solo cabello cae de nuestra cabeza sin que Dios lo sepa dice la palabra.

Por tanto no desfallezcas, fortalécete y declara la bondad de Dios, porque Él te ama, y es bueno.

No te dejara caer.

Conclusión:

Si estas débil, ponte sobre tus rodillas y búscalo, fortalécete en El, y no prestes oído a lo que el enemigo dice de ti, más bien, oye lo que Dios tiene que decir de ti.

Porque Él no te dejara caído, te levantara, porque es bueno, porque te ama en todo tiempo, te ama cuando le das la espalda y cuando lo ves de frente.

Jamás ha dejado de amarte ni dejara de hacerlo, siempre esta con los brazos abiertos para recibirte, aun cuando somos infieles, Él es fiel.

Si nunca lo has recibido te invito a hacerlo hoy, dile conmigo:

“Señor Jesús, te abro mi corazón, entra en El, perdóname y límpiame de todo pecado y ayúdame a conocer tu corazón y tu bondad, en el nombre de Jesús, Amen”.

Artículos relacionados:

Otros Versículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *