Versículos

Deuteronomio 6:1-9. El gran mandamiento.

El gran mandamiento, pensé en ponerle otro título a este articulo pero creo que tal y como lo encontramos en la biblia está bien, porque es uno de los mandamientos que deberían ser marcados a fuego en nuestro ser.

6  Estos, pues, son los mandamientos, estatutos y decretos que Jehová vuestro Dios mandó que os enseñase, para que los pongáis por obra en la tierra a la cual pasáis vosotros para tomarla;

para que temas a Jehová tu Dios, guardando todos sus estatutos y sus mandamientos que yo te mando, tú, tu hijo, y el hijo de tu hijo, todos los días de tu vida, para que tus días sean prolongados.

De todos los mandamientos que Dios le dio a Moises, este es el mas grande, porque nada de lo que puedas cumplir te servira de nada sino amas a Dios, porque los creyentes no obedecemos por religion, sino por amor a Dios.

Oye, pues, oh Israel, y cuida de ponerlos por obra, para que te vaya bien en la tierra que fluye leche y miel, y os multipliquéis, como te ha dicho Jehová el Dios de tus padres.

Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.

Y amarás a Jehová tú Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.

Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón;

y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.

Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos;

y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.

Familias de hoy en día.

Encontramos muchos tipos de familias hoy en día, muy distintas al modelo que nació en el corazón de Dios cuando nos formó.

Hay familias disfuncionales, donde las cosas funcionan “como pueden”, quizá haya un solo padre, o madre,  o tantos otros tipos de familias disfuncionales que encontramos.

Lamentablemente son modelos de familia que por alguna razon, se ven impedidas de disfrutar de las bendiciones de ser familia guiadas por Dios, por no tenerlo en primer lugar.

En general la lucha de quien funcione como cabeza de este tipo de hogar suele ser agotadora si no esta fortalecida en Dios.

También hay familias donde padecen diferentes tipos de violencia, que pueden ser físicas o emocionales de cualquier naturaleza.

Y si tú me preguntas hoy si Dios tenía en sus planes que pasáramos por este tipo de cosas la respuesta es no.

Pero, el ser humano tiene la capacidad de elegir y marcar su vida mediante sus acciones o errores.

Dios es un Dios de misericordia.

Si tú te encuentras viviendo en un entorno parecido a los antes descriptos, hay una buena noticia y es que hay esperanza para ti.

Y esa esperanza es la misericordia infinita de Dios para con nosotros y la certeza de que si nos acercamos a Él, su misericordia nos abrazara.

Hay promesas maravillosas en este discurso de Moisés, que sabía que él no pasaría a la tierra prometida, porque ya el Señor se lo había dicho, pero estaba exhortando en este último discurso a ese pueblo a honrar y amar por sobre todas las cosas a Dios.

A ese Dios que los había librado de la esclavitud de Egipto y que les había dado la tierra en la cual vivirían.

Toda bendición se alcanza a través de la obediencia.

Todo padre o madre que desee que le vaya bien, hay una cosa que debe hacer, y fíjate lo que te promete el Señor, “que te vaya bien” , eso significa que seas bendecido en todo.

Y lo único que debes hacer es amar a Dios con todo tu corazón y toda tu alma.

Amarlo con toda el alma y corazón y obedecer sus mandamientos es bueno, pero, este es el principal mandamiento.

Porque si tú eres obediente al resto de los mandamientos, supongamos que no matas, que no robas, que no deseas a la mujer de tu prójimo, etc. etc. etc., pero, no amas a Dios, es todo en vano.

Porque la salvación no es por obras, sino por tener a Dios como el eje principal de nuestra vida.

Que significa amar a Dios con el alma y corazón.

Porque este desglose entre el alma y el corazón como si se pudiera amar por dos lados?.

Tiene que ver con amar a Dios con mis emociones, con mi intelecto y con todo mí ser, nosotros somos seres compuestos por espíritu, alma y cuerpo, nuestra alma es nuestro todo, nuestro ser interno.

Y cuando lo amamos a Él con el alma entonces estamos rindiendo nuestra voluntad y sujetando a su amor nuestro orgullo.

Amarlo con nuestro corazon y con toda nuestra alma, o sea con nuestro cuerpo , emociones e intelecto.

Si tú dices que amas a Dios entonces le tienes que haber rendido tu voluntad, para buscar la suya que no hará otra cosa más que darte más bendición de la que podrías obtener fuera de Él.

Dice esta palabra que estarán en tu corazón estas palabras que te manda, y que se las repitas a tus hijos.

Aprendemos por repetición, es la mejor forma que se nos grabe un concepto cualquiera sea, y este principio del amor hacia Dios por sobre todo es algo que tiene que ser enseñado y aprendido si queremos que a nuestros hijos les vaya bien.

En otras palabras, también te dice, levántate y acuéstate con la palabra de Dios presente y que sea Él lo primero que busques al abrir tus ojos y lo último al acostarte y que tus hijos lo vean, porque eso mismo harán por tu ejemplo.

Y graba la palabra de Dios a tu corazón y pégalas en tu casa, que por donde sea la palabra de Dios este presente, significa, te pongo un ejemplo, antes que aprender matemáticas, que aprendan la palabra de Dios, y luego matemáticas.

Porque si ponemos primero las cosas de Dios, todo lo que hagamos y emprendamos y aprendamos en este mundo, El nos respaldara. Pon a Dios en primer lugar.

Conclusión:

En todo debemos instruirnos, pero sobre todo en el amor y en aquellas cosas que no debemos olvidar que viene de la palabra de Dios.

Amalo con todo tu ser, y amarlo también significa obedecerlo, porque amarlo con el alma, es amarlo rendido a su voluntad quebrantando nuestro orgullo o nuestro propio intelecto.

Sin buscarle razones o sin guardarme pedazos de mí, para mí, es darle todo, porque definitivamente todo es de Él.

Lo que tienes es porque Él te lo ha dado, te lo ha permitido alcanzar, si tienes vida, si tienes hijos, y si algo no tienes, entonces ríndete a su amor, y su promesa es que te ira bien.

Artículos Relacionados:

Otros Versículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *