Biblia, Versículos

Juan 14:6-7. El es el camino.

El es el camino y hoy quiero hablarte de Jesús, como el camino que nos lleva a la salvación en todo sentido, y de otros caminos que nos prometen paz y una diversidad de “beneficios”.

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto.

Este pasaje donde Jesús, está hablando con sus discípulos y les dice directamente que si lo conocieron a Él, entonces ya conocieron al Padre, directamente les dice, el camino soy yo, y nadie va a la presencia del Padre sino a través de mí.

No hay otro lugar mejor ni tampoco ningun camino que nos asegure, perdon, salvacion y una paz que sobrepasa todo entendimiento, solo Jesus que a traves de la cruz nos dio el regalo de la redencion, acerquemonos a eL.

La palabra de Dios es radical.

No hay medias tintas, tampoco hay matices, cuando Dios habla es tal y como lo dijo, Jesús vino y trazo el camino.

Era necesario que Él se hiciera humano como nosotros, y muriera por nosotros, en nuestro lugar, tomando nuestras culpas y pecados porque solo a través de su sacrificio, volveríamos a tener acceso a la bendición de Dios.

Jesús tuvo hambre, sed, calor, frio, fue hombre en un cien por cien, pero también era Dios, y su sacrificio nos abrió el camino a la redención y al perdón.

Todas las demás filosofías son malas?. No necesariamente.

Hay muchas opciones humanistas hoy día, que promueven la paz, y que nos enseñan a respirar, a poder equilibrarnos, tales como el yoga, etc., y no es nada malo como ejercicio, por el contrario.

Pero es necesario tener claro que ninguna de esas prácticas nos llevara a tener una paz duradera y menos a la salvación.

Ahora mi pregunta para ti y me gustaría que reflexiones en esto seria...

Busca en su palabra y en su presencia lo que no podras encontrar en ningun otro lugar.

Porque hay muchos que creen en las estrellas por ejemplo, o en el fuego, etc., vale decir creen en lo creado, pero no creen en el creador?

No te está hablando alguien que nunca golpeo otras puertas, por supuesto que las golpee, también estuve en las filas de darle la espalda a Dios y golpee puertas que ningún cristiano deberían golpear jamás, pero lo hice.

Y como creo que todo tiene un propósito en Dios, aprendí de ello, con el tiempo aprendí que todo aquello lo hice para no tener que presentarme ante el trono de Dios, y rendir mi voluntad.

Porque eso en definitiva era lo que quería, mi voluntad y no la de Él, cuando el ser humano argumenta para no buscar en Dios y buscar en otro lado es porque está mirando las cosas desde su propia voluntad y deseos.

Sabemos que si buscamos a Dios, hay cosas que debemos cambiar y quiza a algunas renunciar.

Pero en Cristo las cosas son distintas, Jesús no hizo su voluntad, en Getsemaní el libro una batalla, la de hacer la voluntad del Padre, y beber de esa copa que solo Él podía hacerlo como hijo unigénito de Dios, que era la copa de la redención para todos nosotros.

Creo que cuando me encontré golpeando otras puertas, fue precisamente para intentar hacer mi propio camino y los deseos de mi corazón, en mi rebeldía.

Porque sabía que mirar al cielo, era tener que aceptar mis culpas y dejar de mirar con el enojo y el rencor con el que lo hacía y decir me rindo a ti Señor.

Los medicos y terapeutas son usandos por Dios tambien y puestos por El.

Y a lo mejor estas así tu hoy, buscando paz en diversas filosofías, terapias o prácticas, y no está mal que vayas a un terapeuta, no quisiera que lo mal interpretaras.

Los médicos están puestos y capacitados por Dios, por lo tanto hay que oírlos y obedecerlos, pero no te olvides de buscar las cosas que vienen de lo alto y que pueden afirmar tu vida definitivamente.

Si estas o tienes que ir a un terapeuta, hazlo porque debemos cuidarnos, Dios asi lo quiere, es importante que entiendas el mensaje.

Aqui nos estamos refiriendo a aquellas practicas o filosofias que te empujan a creer en otros dioses o santos, o practicas que te hacen caer en rituales que nada tienen que ver con Dios, y de pronto te encuentras pidiendole al fuego, la luna o las estrellas.

En definitiva, pidiendo a la creacion o a cosas inanimadas que te ayuden, cuando tu tienes un Dios que lo dio todo por ti y anhela oirte y recibirte.

Lo que es importante es que no pongas en el lugar que Dios debe ocupar otras creencias, o prácticas, porque hay algunas que inevitablemente querrán que te confundas.

Hay prácticas que te inducirán a creer y hasta adorar cosas que no son dioses ni harán nada por ti más que esclavizarte.

Lo que Dios te da es gratis.

Al Señor no necesitas pagarle nada, porque Él ya lo pago todo por ti, Jesús fue a la cruz, y en esa última famosa frase que dijo “consumado es”, lo que estaba diciendo era, todo está pagado, ya ellos no deben nada.

Jamás el Señor te pedirá nada a cambio de su favor, pero si te pedirá tu corazón y que lo sigas como hijo y lo obedezcas para estar debajo de su cobertura.

Busca mejorar en cada área de tu vida, ayúdate claro está, pero no pongas lo creado en el lugar del creador, Él es el único camino.

La salvacion viene solo de Jesus, El es el unico camino.

Así de radical, no hay otros caminos que te lleven a la libertad y a la paz duradera, otros te prometen, pero será una paz en la que deberás trabajar duramente todos los días y fácilmente se te ira en el primer imprevisto que tengas.

Pero quien está escondido en Dios, no pierde la paz, y cuando algo lo inestabiliza, porque somos humanos y puede pasar, sabemos debajo de que alas escondernos, y que El pelea por nosotros.

El salmo 91:1 dice: “El que habita al abrigo del Altísimo
    Morará bajo la sombra del Omnipotente”.

Bajo su cobertura es donde todo lo que nos falta, nos es brindado.

Me gustaría que hoy hicieras una lista de todo lo que te falta, no te hablo solo de lo económico que también es válido, pero que te falta en tu interior? Preséntate ante Dios con todo eso.

Haz una lista y desafíalo a manifestarse en tu vida.

Mi experiencia me enseño que por muchas puertas que golpee, terapias o prácticas, ninguna de esas cosas creadas, algunas por Dios y otras por el ser humano, logro hacer lo que solo el Creador y salvador de mi vida podía hacer.

Cuando entendí, que puedo si quiero evadir ese camino y puedo dar muchos argumentos para no rendirme ante Cristo pero nada me salvara e inevitablemente algún día mi corazón tendrá que ceder.

Podemos dar muchas vueltas para conseguir paz y salvacion, o podemos elegir no buscar atajos que solo te alejaran mas de la verdad, y seguir el camino correcto.

Podemos tomar el camino derecho, o podemos dar muchas vueltas antes, para evadir su llamado excusándonos en muchos argumentos, pero el único camino que nos ha marcado es el Señor, es El mismo.

Jesús no es religión.

Si tú piensas que te estoy presentando una religión, te equivocas, eso es lo que este mundo nos enseña, religiones, prácticas y filosofías, pero Jesús no es nada de eso.

El está vivo y golpea la puerta de tu corazón, Él dijo, “yo estoy a la puerta y llamo”, le vas a abrir? O seguirás golpeando en otros lugares antes de atenderle?

Dios es el único que logra que un corazón herido, sane, el único que nos perdona y ese perdón es tan grande y se siente de tal modo que, es imposible no perdonar a los demás cuando nos damos cuenta que había tanto que se nos ha perdonado también.

El único que logra que el rencor, la amargura y la frustración se apaguen, y en cambio se encienda por la fe, la convicción de que Dios toma control de nuestra vida y entendemos que estamos en el camino correcto.

Conclusión:

No pongas en el lugar de Dios, lo creado, Él te ama y te llama, y está diciéndote hoy déjame entrar en tu vida.

Puedes hacer muchas cosas para lograr paz, y está muy bien que las hagas, pero no dejes de mirar al cielo y responde a su llamado, preséntale hoy tus necesidades, dolores y frustraciones, y conócelo.

Conoce a Jesús, para conocer al Padre.

Solo Cristo es el camino, la verdad, y la vida.

Por mucho que argumentemos, no somos más sabios que aquel que nos creó, y si Jesús te dice el camino soy yo, y no hay otro, como no nos rendimos?

Dile conmigo “Señor Jesús, perdóname y límpiame, hazme de nuevo y cambia mi corazón y enséñame el camino, no me sueltes, soy tu hijo/a partir de hoy, en el nombre de Jesús, Amen”.

Artículos relacionados:

Otros Versículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *